MINDFULNESS Y BONSÁI

 

IMG_0413

La realización de esta nueva entrada en el Blog me ha permitido compaginar dos de las grandes pasiones de mi vida, los RRHH y el cultivo de Bonsáis.

Desde hace tiempo que el Mindfulness se está introduciendo de forma importante en la gestión de los RRHH como herramienta útil en la gestión del conocimiento.

Entendemos Mindfulness como conciencia plena. Es estar aquí y ahora. La práctica del Mindfulness es un entrenamiento sistemático de la atención que permite a las personas desarrollar recursos internos de auto-observación y auto-regulación que permiten la posibilidad de desactivar las reacciones automáticas del estrés crónico, a través de observar claramente las reacciones corporales. La utilidad del Mindfulness está demostrada científicamente y se está aplicando desde hace más de 30 años. Esta conciencia plena nos permitirá eliminar la sensación de “quemado”.

Para la práctica del Mindfulness es fundamental la práctica de la meditación, pero como contemplación de la realidad, no meditaremos sobre algo en concreto, debemos dejar fluir la mente.

No necesitaremos tener estrés para practicar Mindfulness, ya que es una herramienta que nos permitirá anticiparnos al mismo, y estar preparados para su gestión.

En la actualidad el estrés está considerado por la OMS como una epidemia mundial. Las estadísticas señalan que un 28% de los trabajadores europeos sufre estrés. Esta situación es de gran preocupación para las empresas ya que supone un aumento del absentismo, del llamado “presentismo”, de la baja productividad, así como también del aumento de la tasa de accidentes.

Mediante la práctica del Mindfulness, las personas aprenden a detenerse a tiempo, a hacer una pausa en el momento adecuado. Esto implica preparar la mente para estar plenamente atento en el momento presente.

Este entrenamiento nos permite entre otras cosas, aumentar la capacidad de manejar situaciones estresantes, tener una mayor claridad en la toma de decisiones, una mayor creatividad en la resolución de conflictos, crear y sostener hábitos de trabajo saludables y acceder a un mayor nivel de calma y estabilidad.

Durante el día a día se pueden realizar prácticas informales, cómo andamos, cómo comemos, etc., sin pretender juzgar lo que hacemos ni como lo hacemos, simplemente estando ahí y ahora.

De las diferentes prácticas que se pueden realizar, tanto en centros educativos, empresas, asociaciones empresariales, centros cívicos, centros de yoga, etc. existe una en la que el hilo conductor de la misma es a través de la demostración de cultivo de Bonsái y su contemplación posterior, la paz y la tranquilidad que se desprende de la misma. Tanto de su creación como de su observación. Es una práctica amena, introductoria, tanto en el arte del cultivo de Bonsái como en el inicio en la práctica de Mindfulness.

También podemos acudir a especialistas en la materia como Anna Pujol Valls (www.annapujolmindfulness.cat , @annapujolvalls), que realiza cursos completos y adaptados a las necesidades tanto de las empresas como de las personas que a ella acuden, realizando incluso sesiones individuales.

Esta práctica realizada a través de la explicación del cultivo del Bonsái, a través de determinados ejercicios respiratorios, así como a través de una introducción en la práctica de la meditación, permiten a los asistentes tener un primer contacto con la materia. En muchas ocasiones se relaciona la meditación con la naturaleza, considerándose difícil poder meditar en la ciudad por las distracciones que la misma tiene. Grandes maestros en la meditación señalan que se puede meditar en cualquier sitio, simplemente debemos tener una posición cómoda, y fijar nuestra atención en un objeto, sin que esta atención implique un análisis o un comentario sobre el objeto, la mente se debe posar sobre el objeto sin realizar valoración alguna. Si durante la práctica la apariencia del objeto es clara y precisa, nuestra mente estará verdaderamente concentrada. Si por el contrario, el objeto se difumina en una apariencia vaga e imprecisa, es señal que nuestra mente está arrastrada por otros pensamientos.

IMG_0424

 

Miquel Meca

Deja una respuesta